Amiina - Sexfaldur

Loading...

sábado, 4 de enero de 2014

Siempre tuyo...




Está canción, estás palabras, todo mi amor en cada verso; son para usted, el amor de mi vida...


Mi amor. Mi Dra. Birgthman:

Después de haber caminado entre tantas y tantas situaciones sobre está tierra. Un día llego usted como un aviso sin entender; mi insistencia al leerte y saber de su interior me llevo a un lugar sin nombre donde puedo volar y emprender viajes que no requieren más que mis textos dilatados y tu respuesta; sin importar si es distante.

Es un resumen de tantas vidas, que no supe vivir, hasta que llego usted, y dejo esos versos varados en mi espalda y los orgasmos vueltos fuego en mi piel al saberte, al fundir nuestras locas mentes en caídas de vuelo en nuestras bocas y al dejarlas entre el viento acariciándonos.

No sé tanto de ti terrenal; lo nuestro Dra. es astral, distendido en un beso arquitectónico nuclear, en constelaciones donde llueven silencios, donde hacemos nubes con los besos que tanto y tanto escribimos.

Y aquí estoy, dispuesto a seguirte en cada oleaje mental donde llegas, en tu perfume espiritual que impregna mis íntimos momentos pensándote.

Y aquí estás, en mis manos, en mi nuca, en mi cuello, en mi piel; tu nombre siempre inscrito por un verso.

Y aquí estás, en la parte clandestina donde me desnudo para ti, cual instrumento musical y tocas notas en mí; hasta gemir.

Te dejo otro beso más y tantos como puedas arrancarme desde adentro, porque si bien, en este momento eres ausencia; en tu presencia mi sabiduría y mi esencia saben amarte hasta el infinito.

Cuando camines por las calles, las praderas, o en cualquier lugar. Si sientes una presencia a tu lado; no te asustes. Soy yo abrazándote, amándote siempre, desde donde quiera que esté.


TE AMO JAZZ…




viernes, 6 de septiembre de 2013

Subconsciente, consciente...




El subconsciente traza a menudo, el camino de la realidad…
Mi subconsciente; nos ve juntos… amándonos…


Siempre tuyo,


P.




Hoy...




A partir de hoy, la distancia que nos separa se mide en recuerdos…
Y no entiendo lo que digo, pero puedo sentirlo…

A partir de hoy, no tengo miedo…
Y vivo, sin saber porque… camino… sin saber donde detenerme…

A partir de hoy; esperare…
Sin importar nada; siempre con la esperanza, de tenerte entre mis brazos…



Siempre tuyo,

P.





Mi sueño...



Abrí los ojos, sentí la brisa acariciar mi rostro…
Caminaba lento, la arena abrazaba mis tobillos…
El mar, siempre poderoso; susurraba en cada ola mis lamentos…
El atardecer comenzaba asomarse en el cielo…
El océano devoraba lentamente al sol; mientras el brillo de la luna despertaba entre las nubes…
Lentamente todo se iba convirtiendo en sombras…
De pronto te vi, a lo lejos… caminando en mi dirección, disfrutando del momento…
Eras hermosa; tus ojos brillaban junto con el mar… reflejando la luna en ellos…
Tu cuerpo perfecto, parecía bailar junto que la brisa que jugaba con tu cabello…
Te detuviste, observando el atardecer…
Lentamente comencé acercarme, quería sentirte…
Pero me detuve, me temblaban las piernas…
No podía moverme, estabas ahí…
Pero tus manos, las acompañaba alguien más…
Tu sonreías, brillaba tu mirada…
Se fundieron en un abrazo, mientras tus dedos recorrían su rostro…
Se besaron, y mi corazón se detuvo un instante…
Mil recuerdos recorrieron en instantes mi mente…
Estuve a punto de llorar; pero no… sonreí…
Al verte tan feliz, tan plena…
Tus ojos se cruzaron con mi mirada…
Y al fin pude ver, que me habías olvidado…
Que eras feliz… y me sentí bien, alegre…
Un escalofrío me recorrió; dude, mis labios formaron un te amo…
Sonreíste, y nuestras miradas se perdieron…

Desperté… sudando; así comienza mi tortura… así me castigan mis sueños…
Y así, te seguiré amando… aun cuando encuentres la felicidad en otros brazos…

Siempre tuyo,

P.




Trance...





                   Bésame…
                   Despiértame y aleja mis fantasmas…
                   Miénteme, dime que amas y que nunca dejaras de hacerlo…
                   No importa lo que haga, ámame…



Siempre tuyo,

P.